Desventuras de un “Pibe que arregla computadoras”. Parte 3

10 Flares 10 Flares ×
No te olvides de leer la primera y la segunda parte de “un pibe que arregla computadoras”

Las contraseñas son una medida de seguridad muy práctica que permite proteger información de miradas indiscretas, seguramente no necesito explicarle esto a los ávidos usuarios de GNU / Linux que frecuentan nuestro muy querido blog. Sin embargo, el usuario promedio (es decir, la gente con la que trato en mi trabajo), subestima completamente a las contraseñas y no les da la importancia que se merecen… De eso se trata nuestra tercer entrega de esta saga de relatos tragicómicos derivados de la ignorancia de los usuarios, al cual cariñosamente he llamado “Desventuras de un pìbe que arregla computadoras”. Variadas son las anécdotas que involucran a las contraseñas, algunas de las cosas que me han ocurrido en este campo han sido completamente impredecibles, otras (conociendo a los bueyes con los que aro) no tanto jajaja…

El mejor escondite, es a plena vista

Hay ciertos lineamientos básicos que uno debe evitar a la hora de crearse una contraseña para que sea complicada de adivinar:  evitar utilizar tu nombre, tu apodo, fechas que te caractericen, etc. Lo óptimo es tener una contraseña que no tenga ninguna relación con nada que pudiera ser averiguado en una conversación de café;  tomando en cuenta eso, la contraseña de este usuario era muy sagaz o muy estúpida jajaja.
Típico error de técnico novato por mi parte, me lleve una notebook sin pedirle la contraseña al usuario, quien obviamente no iba a tener la lucidez o la consideración de anotármela sin que yo se la pida y eso dio lugar a este llamado…

- Y: Hola Gabriel, necesito que me des la contraseña de tu notebook así te la puedo arreglar.
- G: Ah si, yo también me re olvide de eso, la contraseña son seis asteriscos.
- Y: … Seis asteriscos?.
- G: Si “asterisco asterisco asterisco asterisco asterisco asterisco” todos seguidos.
- Y: … (por un momento me quede pensando si era una broma, y si era posible en windows crear una contraseña de puros caracteres, luego de unos instantes me dispuse a probar y…) Ah ahí entró. Pero como se te ocurrió una contraseña tan rara?
- G: Es que siempre que escribís una contraseña te dibujan asteriscos no importa lo que pongas, así que pensé que nadie adivinaría que los asteriscos son en realidad la contraseña. Tiene sentido no?
- Y: (Ehhh…. No, de ninguna manera) Si, de alguna forma lo tiene jajaja.

No se si tiene razón o no, pero me pareció curioso el razonamiento bizarro que lo llevó a esa conclusión jajajajaja.

Nada es tan simple como parece…

Este fue un problema de contraseñas que se anidó jajaja. Estaba en una oficina donde debía volver a configurarle la conexión de Arnet en la pc del gerente general de dicho lugar, que se conectaba por un marcador PPPoE para el cual necesitaba la contraseña y usuario de Arnet. Peee~~ro, esta contraseña estaba en el hotmail del hijo de este buen hombre, y el hijo no atendía su celular, entonces…

- Y: Martin, tenes el mail y la contraseña de tu hijo?, así podemos revisar eso y te dejo todo andando.
- M: Hmmm, a ver dejame pensar… (lo piensa unos minutos) Ah! si si, me acuerdo perfecto.
- Y: (Abro la pagina de hotmail) Barbaro, decime el mail
- M: Si, el mail es “blah bla blah”
- Y: Ok, y la contraseña?
- M: Seis asteriscos
- Y: (Mis dedos se congelaron sobre el teclado, en  signo de sorpresa y decepción) No puede ser Martin
- M: Como que no?, mira (escribe 6 asteriscos en el campo de password y hace click en login. Obviamente aparece el fastidioso mensaje de “Login Error”). Pero no puede ser, si siempre lo veo que pone eso.
- Y: (…  *Suspiro mental* ) Ehmm… No, lo que pasa es que en el campo de contraseña te oculta lo que escribis con asteriscos, mira (paso a escribir cosas aleatorias para que vea que aparecen asteriscos).
- M: (Mira incrédulo la magia voodoo que ocurre ante sus mismos ojos) Wow, no sabia eso… Ah entonces ni idea cual es la contraseña. Yo pensé que todos le ponían asteriscos a las contraseñas por una cosa de costumbre.
- Y: ( Ignora ese comentario, ignora ese comentario, haz de cuenta que todo tiene sentido) Ehhh…. Si…. No…. *Farfullos incoherentes*… Porque no intenta comunicarse de nuevo con su hijo?.

A veces es MUY difícil mantener una cara seria cuando te dicen algo del estilo “Santas cachuchas Batman, pensé que todas las contraseñas del mundo eran asteriscos!”, de donde sacan estas ideas jajajajaa.

El macho alpha… Jor ?

Confieso que cuando he creado mis contraseñas, jamás pensé que tendría que decírselas a otra persona, afortunadamente no son nada vergonzosas ni contradictorias con mis actitudes, entonces llegado el caso puedo dársela a quien yo quiera sin sonrojarme.
Pero ese no fue el caso de un cliente (casado) que se pavoneaba de macho alpha, diciendo cosas del estilo “A las mujeres hay que tenerlas cortitas” o “las mujeres son como las chapas pibe, si no las clavas bien se vuelan”, como si fuera una especie de mesías del machismo que había bajado a la tierra a impartir su sabiduría milenaria. Mas allá de que el machismo y el feminismo me parecen dos de las ideas mas estúpidas jamás concebidas, me causó mucha gracia el dilema que tuvo Ricardo (el cliente) a la hora de decirme la contraseña. Esta conversación fue en persona, en su despacho.

- R: Esta es la notebook, limpiala bien que está llena de bichos (lease spyware de sitios porno)
- Y: Richard te vas a aburrir de las mujeres si seguis entrando a esas páginas, dejá algún culo para los demás, no te los guardes todos en el disco rígido. (Obviamente es un cliente q conozco hace años y hay mucha confianza jajaja)
- R: Y bueno ya me conoces, no me alcanza con uno, viste como es esto jajaja
- Y: Bueno, decime la contraseña y el usuario
- R: El usuario es “Richard”, el otro es el que usa mi hija cuando le presto la notebook
- Y: Ok… Y la contrseña?
- R: Ah si, para que no me acuerdo, la tengo anotada en el Blackberry me parece
- Y: Como no te vas a acordar si la usas todos los días?, de hecho la usaste hace 2 días…
- R: No, pasa que la leo todos los días, nunca me la acuerdo.
- Y: Richard yo no soy tu esposa no me tenes que mentir así, ¿como le pusiste? “TodasPutas” o algo así seguro
- R: Bueno, te la voy a anotar… Pero no te rías
- Y: *Me entrega un papel con austeridad, como si fuera el veredicto de un jurado en la corte. El papel decía “NoraTeAmo” (Nora es su esposa)* Ah, mira vos (risas mentales), no te tenía de romántico. Necesito la contraseña de tu correo también así te configuro la cuenta en el outlook (en realidad podía exportar la cuenta y no la necesitaba, pero me daba curiosidad saber si esto se extendía a otras contraseñas jajaja)
- R: Esa también? (lo piensa un rato)…. Bueno, es “PrincesaMia”
- Y: (JAJAJAJAJAJAAAJAJAJA!!!) *cara de poker* Bueno, ya tengo todo lo que necesito entonces, te voy avisando como va la recuperación, nos vemos.

No podía esperar a salir de ahí para descostillarme de risa jajaja. ¿Quien lo diría?, el perro callejero resultó ser en realidad un perro faldero jajajajaja. “La gente no es lo que parece” no es una lección que haya aprendido allí, pero fue un buen recordatorio de no dejarme guiar por las apariencias, porque era completamente impensado que el tuviera no una, sino 2 contraseñas “tiernas” por así decirlo jajajajaja.

Eso es todo por esta entrega, espero que se hayan divertido con mis humildes aventuras informáticas, se que me he divertido mucho viviendolas y narrandolas. Un abrazo para todos los que se hayan tomado la molestia de leer hasta aquí, gracias por su atención y todo feedback es bien recibido (Yo se que les da pereza comentar, pero si hacen el esfuerzo se los agradecería mucho ^^). Hasta la próxima entrega! =)

Publicado por

Tengo 25 años y soy de Buenos Aires, Argentina. Cuando no estoy estudiando para los examenes de la universidad, me gusta pasar mis ratos libres viendo películas, series de anime o jugando algun RPG.

18 comentarios Escribir un comentario

    • Jajajaja gracias Seba!, aunque no dude de tu honestidad, tu opinión esta muy parcializada porque somos amigos jajaja, pero igual gracias! XD.

  1. :!: hahahaha …. me encantan tus anecdotas!!
    son de lo mejor, gracias por compartir y ya a la espera de muchas mas hisorias para contar Un Saludo.

    PD: “Santas cachuchas Batman, pensé que todas las contraseñas del mundo eran asteriscos!” HAHAHAHA EPIC xDD

  2. Hola.
    Muy graciosas estas anécdotas. A veces he arreglado computadoras y me han pasado cosas similares ,jeje.
    Más allá de la anécdota graciosa yo no comparto mucho el tema de la importancia de las claves… ja… pero en realidad porque vi lo fácil que era “robarlas”, sacarlas, aunque fueran del estilo “Ab·234?¿==((&¿?ñ.” Porque con un mísero Keylogger, que es muy sencillo de meter la dificultad de la clave se convierte en un copiar y pegar (a menos que esté cifrada, cosa que normalmente no se hace).
    Volviendo al tema me han tocado varias minas que tenían como contraseña “Soy Puta”… …

    Muy divertido leerte,
    Saludos

    • Si, mas bien lo que le pido a los usuarios en sus contraseñas es q no pongan algo obvio q puede adivinar un amigo simpático o un enemigo que les borre cosas por maldad o diversión.

      Jajaja que dura la contraseña de esas minas, que se puede esperar de alguien así dios XD.

      • Jajajaja que situación incómoda despues de ese “malentendido” XD. Igual, esa interacción supone un gravísimo fallo en el módulo de “atención al cliente” del técnico jajajaja, no creo q nadie sea tan animalito (ni siquiera yo, imaginate!) jajajajaja. Pero sería una buena historia para contar en la cena de navidad, eso seguro XD.

  3. La última fue genial , las otras también pero la última es para mí la mejor , el tipo tenía en mas estima a su amada esposa , y pues mas vale una mujer de carne y hueso que una en un video haciendo vete a saber que por el sencillo xd . Saludos .

    • jajajaja si, bueno mas allá de eso, lo que me llamó la atención es que el se hacía el macho frente a todos, pero en realidad era un sentimental jajajaja.

Deja un comentario

10 Flares Twitter 3 Facebook 1 Google+ 6 Pin It Share 0 Buffer 0 Email -- 10 Flares ×